Niepołomice – español

Niepołomice se encuentra a unos 25 kilómetros del centro de Cracovia. Además de la misma ciudad, otras doce localidades rodean dicho municipio: Chobot, Ochmanów, Podłęże, Słomiróg, Staniątki, Suchoraba, Wola Batorska, Wola Zabierzowska, Zabierzów Bocheński, Zagórze, Zakrzowiec y Zakrzów. El territorio del municipio comprende 95 kilómetros cuadrados, de los cuales sólo la ciudad ocupa casi una tercera parte. En el municipio viven más de 28 mil habitantes y casi la mitad reside en Niepołomice. En ella se cruzan importantes vías de comunicación – desde el sur con la carretera nacional número 94, pasando de norte a sur por la carretera número 75 de Cracovia a Krynica, y de oeste al este con la autopista A4 recientemente construida.

La historia de la ciudad se remonta hasta el siglo XIII, sin embargo las obras más antiguas datan de mitades del siglo XIV y fueron construidas por orden del Rey Casimiro el Grande. La historia antigua se relaciona con el enlace real y las frecuentes visitas de los monarcas al Castillo de Niepołomice.

En la actualidad Niepołomice es uno de los municipios en Polonia que más dinámicamente se desarrolla. Gracias a su ubicación, buena infraestructura y las acciones de su autoadministración, se ha convertido en un lugar cuyas inversiones han instalado más de una veintena de empresas grandes – entre otras Coca-Cola, MAN, Royal-Canin, Nidec, DHL u Oknoplast. Fuera de ello, más de 1500 distintos negocios tienen actividad en el territorio municipal.

Niepołomice es también un lugar de recreo activo no sólo para sus habitantes, sino también para gente de las localidades vecinas. Las 12 mil hectáreas de la Selva de Niepołomice son un popular complejo silvestre ideal para pasear, correr, ir en bicicleta y montar a caballo. Además de ello, su desarrollada infraestructura deportiva atrae a nadadores, tenistas, futbolistas y aficionados de las artes marciales.

Niepołomice – historia

La historia de Niepołomice está estrechamente relacionada con el Castillo, que fue residencia real de verano llamada con frecuencia “la segunda capital polaca” y con la Selva de Niepołomice, lugar legendario por sus numerosas cacerías.

Se desconoce el documento de la fundación de Niepołomice, pero lo más probable es que nunca existiera. Sin duda el primer pueblo surgió a raíz de la colonia al servicio de Casimiro el Grande para construir durante los anos 1340 – 1349 un castillo de defensa y cacería. En 1350 se erigió en él una parroquia, cuya consagración, en octubre de 1358, tuvo lugar en presencia del Rey Arzobispo Yaroslao de Bogoria y Skotnik. Sin la menor duda, por aquel entonces, existía una taberna real, en la que el soberano durante la ocasión de consagración de la iglesia instauró la primera parroquia de Niepołomice.

La colonia empezaría a desarrollarse notablemente en tiempos de Ladislao Jagellón. Evidentemente el Jagellón adoraba desplazarse a Niepołomice. Las numerosas visitas reales atrajeron – fuera de un denso séquito y cortejo – a gran diversidad de gentes, buscando un alojamiento y dónde repostar. Del registro de 1564 se deriva que el número de habitantes del pueblo de Niepołomice ascendía ya a por lo menos 200, entre ellos 11 campesinos, 17 taberneros, 5 alfareros y algunos guardabosques, cuya obligación era custodiar la Selva.

Niepołomice obtuvo los derechos cívicos tras la partición. El 11 de abril de 1776 el poder austriaco estableció aquí la sede de dirección de los bienes del Estado, del tribunal municipal, oficina de aduanas y del tesoro público, creó un amplio mercado y otorgó a la ciudad un escudo. En el escudo, sobre un fondo azul se colocó un fragmento del castillo en color blanco, con cinco ventanas y el trazado de la puerta de entrada. Los muros del castillo en ambos lados están soportados por las patas de grifos dorados erguidos, con la parte delantera vuelta hacia sí. Durante el periodo de entreguerras, la forma del escudo cambió a oval con la efigie del águila con corona y la inscripción de la Ciudad de Niepołomice. El escudo actual no obstante se basa en la versión original.

Niepołomice se convirtió en un punto importante en el mapa al este de Cracovia. Prueba de ello fue la inclusión de la ciudad a mitades del siglo XIX al sistema gallego de ferrocarriles del enlace Cracovia con Dębica y Lwów.

En 1888 Ladislao Wimmer fue nombrado alcalde de Niepołomice, al cual la historia recuerda como el hábil administrador, constructor y… productor de excelentes tejas, que hasta la actualidad cubren techos en Viena y Berlín.

Tras finalizar la I Guerra Mundial, los Austriacos abandonaron fácilmente Niepołomice, y el 7 de noviembre de 1918 los habitantes de la ciudad plantaron el Dąb Wolności (Roble de la Liberación), que aún se encuentra en el Parque Miejski.

Tras la II Guerra Mundial, la ciudad se encontró en una situación difícil. Se perdieron bastantes habitantes, las escuelas no funcionaban, con una vida económica totalmente desorganizada. No sería hasta finales de los años cincuenta y sesenta que, con motivo de la construcción de la planta de metalurgia Nowa Huta, Niepołomice empezaría a desarrollarse dinámicamente.

Con la caída de la República Popular de Polonia, en Niepołomice empezarían a gobernar personas elegidas mediante elecciones democráticas. El 7 de junio de 1990, el Consejo Municipal elegiría como alcalde a Estanislao Kracik. En 1993, como primero de la historia de los habitantes de la ciudad, ocupó un lugar en los bancos parlamentarios de la Asamblea Nacional de la República de Polonia. Por aquel entonces Niepołomice empezaría a desarrollarse dinámicamente. En la actualidad el municipio cuenta con cerca de 26 mil habitantes y la ciudad sirve como ejemplo de buena administración.

Ayuntamiento

En 1903, el extraordinario arquitecto, Jana Sas-Zubrzycki, construyó el ayuntamiento de Niepołomice de estilo neogótico.

El iniciador de la construcción de la sede de las autoridades municipales fue el alcalde de por aquel entonces, Ladislao Wimmer. El ayuntamiento es uno de los edificios más representantes de la ciudad – un edificio de dos plantas de ladrillo rojo, guarnido con muchos remates, arcadas incrustadas en el pórtico y columnas poligonales, cubierto por un techo con forma de pirámide. En 2003, como ocasión del nacimiento del nuevo siglo, se renovó con esmero la fachada del ayuntamiento. En los interiores de los muros del pórtico se ha construido una tabla conmemorativa para uno de los habitantes más eminentes de Niepołomice – el general de brigada Walerian Czuma.

El castillo

La construcción de la fortaleza en Niepołomice se inició a mitades del siglo XIV por orden de Casimiro el Grande. El Castillo se convertiría en el lugar preferido de residencia del Rey, sin embargo su florecimiento empezaría en tiempos de Ladislao Jagellón. En el Castillo tuvieron lugar tribunales de justicia, encuentros reales y sus consejos, así como cacerías con participación de invitados procedentes del extranjero. A mitades del siglo XV, Ladislao Warneńczyk entregó la fortaleza en prenda y hasta finales del siglo XVIII el Castillo permanecería en manos de las dinastías de los Czuryło, Branicki y Lubomirski.

En 1506 Segismundo Stara modernizó el Castillo, pero su última forma de residencia renacentista la obtuvo en tiempos de Segismundo August. El fin del esplendor del edificio vino con la invasión sueca. En 1655 saquearon Niepołomice, destruyeron la Iglesia, y parte del Castillo destruido lo habilitaron como almacén de comestibles. Tras la partición de Polonia en 1772 aparecieron los Austriacos que, tras adaptar el Castillo como cuartel, desarmaron el segundo piso. Durante el periodo de entreguerras y tras la guerra cumplió la función de servicio público. Se colocaron en él locales comunales, la central telefónica, e incluso la sala de partos. En 1991 el Castillo se convertiría en propiedad del Municipio de Niepołomice. Se emprendieron en aquel entonces complejas actividades de restauración.

Las labores fueron difíciles y costosas. El Castillo no requería solamente trabajo de estética, sino que también requeriría un refuerzo de la construcción y del drenado. Se han restaurado bellos detalles renacentistas de arquitectura que ornamentan las ventanas, las salas, la puerta de entrada, y también el magnífico patio florido, que con su encanto cautiva a los turistas y huéspedes. En la actualidad el Castillo cumple la función de centro de cultura y negocios. Tienen lugar un gran número de conciertos, exposiciones, encuentros de negocios, bodas, banquetes, y en las buhardillas se encuentra un hotel de tres estrellas, con capacidad para albergar a 55 huéspedes y también el Centro de Conferencias con el nombre de Lech Wałęsa.

Iglesia parroquial

La Iglesia Parroquial es la primera construcción conocida del periodo de inicio de Niepołomice. Fundada en los anos 1350-1358 por el rey Casimiro el Grande, y consagrada el 4 de octubre de 1358.

La Iglesia se construyó originalmente con una nave cubierta, cuya bóveda estaba sostenida por dos pilares centrales. De la primera construcción se conservó totalmente el presbiterio con esbeltas ventanas góticas y nombrada como “la vieja sacristía”.

En 1690 sufrió un incendio y con su reconstrucción se eliminaron los dos pilares centrales, y las ventanas góticas pasaron a ser barrocas. La ojiva de entrada a la capilla se sustituyó por abovedado, adornado con mármol negro.

Las mayores modificaciones del interior de la iglesia se efectuaron durante unos años durante finales del siglo XVIII. En aquel tiempo surgió la decoración de estuco con representaciones del Jardín del Paraíso, y en ellas Adán y Moisés con las tablas del decálogo, y en la pared meridional de la nave – los evangelistas San Juan y San Lucas.

Vale la pena prestar atención a la capilla en ambos lados de la nave de la Iglesia. Desde el lado meridional se adhiere a ella la capilla de la Santísima Virgen renovada posteriormente, llamada la capilla de Branicki, construida en 1596. Al otro lado, el jefe de distrito de Niepołomice, Stanisław Lubomirski, construyó en 1640 un magnífico púlpito, una capilla barroca Lubomirski bajo la advocación del San Carlos Borromeo. La capilla es la especial estima ofrendada por el Cardinal Karol Wojtyla, porque San Carlos Borromeo fue su patrono. En el 650 aniversario de la consagración del templo se inauguró un mosaico con la representación de Juan Pablo II, compuesto por más de 25.000 elementos de color.

Montículo de Grunwald

Según las escrituras de Jan Długosza, tras un ano de reposo de la batalla de Grunwald, el 11 de noviembre de 1411 Ladislao Jagellón vino a ver Niepołomice, desde el 25 de noviembre pasó una solemne revista a la tropa triunfante y regresó triunfalmente a Cracovia.

En 1902, en Wężowa Góra, se construyó un pequeno montículo para honrar a los niños de Września. Ocho años más tarde el militante polaco de la Asociación de Gimnasia “Sokół” en Niepołomice tomó la iniciativa de restaurar dicho montículo, y el pretexto de ello fue el quinientos aniversario de la Batalla de Grunwald. El montículo se alzaba en un principio hasta unos 6 metros, pero en consideración del entusiasmo local de la comunidad se decidió aumentarlo hasta 14 metros, y el diámetro base hasta 30 metros. En 1915, tras finalizar todos los trabajos, se colocó un obelisco de hormigón en la cúspide.

Al extenderse la cúspide del Kopiec Grunwaldzki, se disfruta de una vista panorámica de la Zona Industrial de Niepołomice y, en la lejanía, de Cracovia.

La Selva de Niepołomice

La Selva de Niepołomice ocupa un terreno ubicado en la bifurcación de los ríos Vístula y Raba. Se compone de diversos complejos que abarcan una extensión de 120 kilómetros cuadrados, lo que la sitúa en el séptimo lugar en Polonia. No obstante es tan sólo una pequeña parte de la Selva original, que se extendía desde las afueras de Grzegórzek en Cracovia, para convertirse hoy en la Selva de Sandomierz.

Usualmente se creía que la denominación de “Puszcza Niepołomicka” (Selva de Niepołomice) procedía de la palabra del polaco antiguo “niepołomny”, que significaba algo que era difícil de destruir. Por consiguiente se puede considerar que la selva original fue un bosque difícil de erradicar y de difícil acceso.

Hasta 1393 el bosque se llamaba el bosque de Clay (es decir Kłaj) o el gran bosque, ya que en ese mismo periodo al límite sur del pueblo Kłaj, y con cierta incertidumbre, justamente se encontraba el centro de la administración de los boques del principado, al que pertenecía la actual Selva de Niepołomice.

Se modificó el nombre del “bosque Kłaj” por “Bosque de Niepołomicka” por primera vez en 1393, y como la Selva de Niepołomicka en 1441.

Durante los siglos siguientes, en el terreno de la Selva se llevó a cabo una economía de pillaje forestal. El peor momento resultó ser en el siglo XX, durante el periodo de entreguerras, cuando el número de cabezas de venado de caza silvestre se redujo considerablemente, y se sufrió una deforestación a causa de la acantholyda nemoralis, uno de los insectos más nocivos desfoliadores de pinos comunes. La siguiente destrucción la llevó acabo el bióxido de azufre y otras contaminaciones producidas como consecuencia de trabajos de construcción en los anos 50, próximos a la fábrica metalúrgica de Lenin.

Desde 1972, la Jefatura del Distrito Forestal de Niepołomice está al cuidado de este complejo forestal. Gracias a muchos años de trabajo, la Sleva de Niepołomice va recuperando su magnificencia original. En su terreno se extiende el área Natura 2000. En la actualidad, la Selva está delineada por numerosos senderos para bicicletas y caminos para pasear e incluso rutas para ir a caballo.

Turismo

Dentro de la oferta turística del municipio, la atracción más importante es el Castillo Real. En sus salas restauradas tienen lugar conciertos, exposiciones, representaciones teatrales y concursos. El maravilloso monumento en nuestro terreno es el convento Benedictino de Staniątki, el más antiguo en toda Polonia. Se erigió en 1216 y sigue existiendo en la actualidad. Uno de los puntos obligatorios durante el recorrido por Niepołomice es la Iglesia Parroquial bajo la advocación de Diez Mil Mártires. En el año 2008 se celebró con ostentación el 650 aniversario de su consagración! No puede pasarse por alto el monumento Kopiec Grunwaldzki, cuya erección no fue casualidad, sino vínculos históricos de Ladislao Jagellón con Niepołomice.

En el año 2007 se abrió oficialmente al público la Galería de Arte Polaco del Siglo XIX trasladada de la Lonja de los Panos en Cracovia al Castillo Real. Un acontecimiento sin precedentes en la historia tanto para el Museo Nacional como para Niepołomice. En 17 salas de exposición restauradas especialmente del Castillo Real en Niepołomice fue posible mostrar al público 463 cuadros y 48 esculturas. Son más de 250 obras que las mostradas en las galerías de la Lonja de los Panos. Además de ello, en el Castillo se encuentran exposiciones de montería y fotografía de Włodzimierz Puchalski.

Estando en Niepołomice no se puede pasar por alto el séptimo complejo forestal en Polonia por lo que respecta la extensión. Extendida sobre una superficie de 12 mil hectáreas, la Selva de Niepołomice está delineada por numerosos senderos para bicicletas y caminos para pasear.

Economía

Niepołomice no sólo se asocia con la vieja selva, la crianza de bisontes o su bella historia. Grandes y espectaculares inversiones son también la tarjeta de visita de la ciudad, lo que ofrece un lugar de trabajo no sólo para gente procedente del municipio, sino también procedente de otras localidades limítrofes. Los ingresos a título de impuestos sobre bienes inmobiliarios son una fuente principal que enriquece el presupuesto del municipio, y un lugar de trabajo ofrece ingresos a sus habitantes. Gracias a los fondos y a las ayudas a empresarios es posible la planificación de los programas de inversión a largo plazo y la organización de acontecimientos culturales.

Desde 1990 el Municipio emplea una política intensiva con el objetivo de captar inversores. Muchos empresarios invierten en esta ciudad su dinero teniendo en cuenta la buena infraestructura, situación y buen clima. Desde 1992 han ido invertido en el municipio empresas como Coca-Cola, HMS, en la actualidad también Staco, Oknoplast – el mayor productor de ventanas en Polonia, y recientemente el fabricante de comida para animales Royal Canin, Nidec – fábrica de micro mecanismos para automóviles y la empresa alemana de transportes DHL. El mayor éxito ha sido traer una planta de producción de camiones del grupo MAN a Niepołomice.

En la actualidad la zona industrial de Niepołomice comprende un área de aprox. 500 hectáreas, que se complementa con otros áreas industriales menores en Ochmanów y Wola Batorska.

Sin embargo la economía de Niepołomice no se apoya exclusivamente en empresas grandes. Además de ellas también tienen actividad aprox. 1500 distintos negocios; tiendas, establecimientos de servicios, bancos y producción artesana, que constituyen en gran medida una fuente de ingresos y generan muchos puestos de trabajo.

Deporte

Cada amante del deporte encuentra en Niepołomice algo a su gusto. Se puede elegir de una amplia oferta entre deportes, clubes y asociaciones de cultura física.

Los aficionados a la natación pueden ejercitar su habilidad en la piscina cubierta de Niepołomice. En el terreno municipal existen 10 clubes de fútbol y el más fuerte de ellos, Puszcza Niepołomice, juega en primera división. Los amateurs de deportes de lucha pueden practicar karate, judo, boxeo tailandés y también kung-fu. También puede ejercitarse aeróbic, fitness, baile de sociedad y gimnasia. Los que aman la rivalidad pueden probar su fuerza en partidos de Futbol Sala, Liga de Voleibol o entrenar con el equipo de baloncesto STACO MNLK Niepołomice. Para los amantes de la hípica se ha construido un parque y un hipódromo junto con una residencia para caballos, y entre los deportes en los que se requiere mayor concentración pueden jugar al golf, al bridge o pescar.

Una forma activa de pasar el tiempo libre es ir en bicicleta como turista o de forma extrema. El terreno de la Selva de Niepołomice es ideal para ello.

Podobne artykuły